20 de enero de 2013

Cri cri... cri cri...

Buenas noches chiquitetes.
Sí sí, ya se que dije que iba a postear más a menudo pero mi tiempo y mis fuerzas son limitadas y tengo que gastarlas en sacar el curso bien. No os voy a decir lo de siempre que no me quiero comprometer con nadie a nada, que luego vienen las riñas.
¿Por qué escribir una entrada hoy? Pues no lo se, la verdad. Me he sentado delante del ordenador a hacer un trabajo de clase me entró la inspiración para escribir un post en mi otro blog y me dije: "Jasón, ¿Por qué no retomas esa bonita iniciativa que tenías con el blog personal de contar las cosas tal como se te vienen a la cabeza? Y aquí estoy, escribiendo unas cuantas tontunatas.

La verdad es que llevo una temporadita baja de energía, las clases me consumen toda la que pueda tener y no la dosifico bien. Además creo que me estoy volviendo un anciano porque cada vez tengo menos y menos ganas de salir y esas cosas. Hoy en día mi plan ideal de fin de semana es ese en el que vas a teatro o al cine, luego te tomas una copichuela en plan tranqui por ahí y para casa tempranito para descansar bien.

Ese era mi plan principal para este finde. "Bodas de Sangre" de Federico García Lorca en el Teatro de La Laboral con Silvia. Una copichuela con ella y alguna gente de la escuela y para casa... Pero ¿Qué pasó? Que acabamos cogiendo el búho de las 06:30 para volver a Avilés. Todo una locura.
La obra de teatro ha sido genial. Una puesta en escena muy arriesgada y complicada de sacar adelante, música en directo y unas voces que en momentos respigaban la piel y un texto fantástico de Lorca. De todos modos no puedo ser muy objetivo ya que no me he leído la obra (la tengo pendiente). Compañeros de la escuela opinaban diferente a mi, sobretodo alguno que está en tercero y está preparando la misma obra para la muestra de interpretación. Comentaban que era completamente diferente la apuesta y el trabajo. Ahora solo nos queda esperar y ver en que puede desarrollarse la cosa. Ir a la muestra de ellos y comparar a ver cual gusta más, siempre desde la imparcialidad.

Cuando salimos del teatro quedamos con unos compañeros de clase y, mientras ellos cenan en una sidrería de Gijón, nosotros nos vamos al restaurante de comida rápida más común. Cenamos guarrerías mientras hablamos de la vida en general. La verdad que me prestó por la vida. Últimamente agradezco mucho este tipo de quedada porque necesito hablar muchas cosas, mi cabeza intenta procesar mucha información a la vez y no le da.

En el karaoke. Había que inmortalizar el momento.
Salimos de cenar y nos vamos al Savoy a tomar una copa con Olga, Ágata y Patri. Jiji y jaja sin parar. Después de unas risas tremendas nos vamos para el karaoke con los demás de clase a perder la poca vergüenza y dignidad que nos quedaba y allí hasta las tanterrimas. Hacía tanto tiempo que no me lo pasaba tan bien que no me quería marchar en ningún momento.

Luego terminamos la noche (o empezamos el día, mejor dicho) acompañando a Chris hasta los trenes y luego pillando el búho de las seis y media.

Esto NO ha sido un finde normal para mi cuerpo pero lo ha agradecido mogollón. Estoy menos cansado que otros fines que lo único que hago es dormir y comer y ver películas jajaja. Espero que se repita, pero no con mucha asiduidad que si no pierde toda la emoción jijiji.

Y hasta aquí puedo leer... Tampoco os puedo poner al día de toda mi vida que si no, os aburrís. Espero mantener esto más vivo aunque no prometo nada.

Un besín.
Le petit danseur.
-También yo quiero dejarte
si pienso como se piensa.
pero voy donde tú vas.
Tú también. Da un paso. Prueba.
clavos de luna nos funden
mi cintura y tus caderas.
                         F.G.Lorca "Bodas de Sangre"

No hay comentarios:

Publicar un comentario